Desde el año 2001 en Utah, USA, se lleva a cabo un programa integral de protección a los recién nacidos cuyos padres no desean hacerse cargo de él.
El bebé se recoge en un hospital, sin preguntas. Los padres no son perseguidos ni acusados de ningún delito. Renuncian a su paternidad de manera voluntaria. El bebé es puesto inmediatamente a disposición de las autoridades competentes en materia de bienestar social y comienza para él un proceso de adopción.

 

http://www.utahsafehaven.org/Home-SPN.html

Anuncios