Etiquetas

, , ,

La “propiedad” del cuerpo

Una iluminada que dice que es artista y activista, ha decidido “inscribir” su cuerpo en el registro de la propiedad. Como si fuera un piso. No me ha parecido buena idea. Es más, me siento muy avergonzada de que se entiendan que cosas como estas son feminismo. Si tu cuerpo es un objeto lo puedes comprar y vender, con lo cual estarás de acuerdo con la venta de órganos, la prostitución o la esclavitud. El propio cuerpo no es una cosa, es una conexión entre el entorno y la propia persona. No es un objeto, es una entidad. Es un medio, no un fin en sí mismo. Tu cuerpo es tuyo, pero no por eso deberías reificarlo. ¿Inscribirías tu conciencia en el registro de la propiedad?.
Nadie te puede decir nunca qué hacer con tu cuerpo, pero no porque sea una cosa tuya, sino porque es algo que no atiende a las leyes del mercado, ni se regula por el derecho de la propiedad privada. Tu cuerpo es lo que me facilita la comunicación contigo, tu cuerpo es una parte de ti, tu cuerpo eres tú, algo inherente a tu existencia. Te estás tratando como un objeto.

Anuncios